Una nueva vida por comenzar

una-nueva-vida-por-comenzarVeo una humanidad podrida y reprimida, ver que en la primera potencia mundial, el odio, el racismo, la ignorancia y el enojo han ganado y días después gente celebrando la muerte de un ser humano, que si bien quizá, merecía muchas cosas malas, su muerte destapa una vez más lo que realmente somos, sentimos y pensamos acciones que dejan ver que no estamos preparados para la empatía, el amor ágape, ni para reconocernos unos a otros como seres humanos.

Soy escéptico al tan mencionado final de los tiempos, pero veo con claridad la destrucción humana resultado del hartazgo que hemos venido acumulando con el paso de los años y sin embargo, no creo ser el único que ve esto.

Es solo cuestión de tiempo en que esta olla de presión explote y no habrá gobierno que lo pare, creo que las cosas siempre pasan por algo y quizá la enseñanza será que la represión, el control, la doble moral,  la falta de libertad de expresión, el clasismo, la falta de aceptación, la división de genero, entre mil cosas más que nosotros como raza “superior” hemos inventado, es el veneno que poco a poco nos esta matando con odios, resentimientos e ideas equivocadas.

Somos una raza humana cansada, si, pero somos también una raza perezosa, sin ilusiones, sin esperanza, sin objetivo de vida, continuamos sin saber porque estamos aquí ni cual es el significado de nuestras propias vidas y sin embargo, seguimos peleando, viendo y viviendo a través de nuestra propia conveniencia y avaricia, seguimos buscando el dinero en lugares y de formas equivocadas, sin darnos cuenta que una vez acabados los recursos no habrá mas nada que comprar ni ser humano con el cual compartir.

El problema es que nuestros egos están tan altos que nos creemos merecedores de todo, nos creemos seres inalcanzables y hasta divinos y no nos damos cuenta que desaparecemos entre la inmensidad de las galaxias.

Necesitamos cortar las cadenas que nos tienen atrapados en nuestras propias mentes, necesitamos entender el lenguaje del amor, necesitamos reformar sistemas, necesitamos hermandad, necesitamos educación, necesitamos dejar de utilizar a Dios para ocultar nuestra basura interna, NOS NECESITAMOS EL UNO AL OTRO y solo entonces tendremos una nueva vida por comenzar.

Iván O’Farrell