Te amo porque te recuerdo

ivan2Durante siglos todas las culturas que han existido han intentado explicar que es el amor con historias románticas, espirituales y recientemente hasta las neurociencias han tratado de dar una explicación.

Las neurociencias nos han dado explicaciones de cómo los lóbulos frontales, que son los encargados de regular nuestro comportamiento, además de la atención, secuenciación, planificación, entre otras varias  funciones, parecieran bloquearse cuando estamos enamorados.

Nos han hablado también de la dopamina (neurotransmisor del placer), la oxitocina (la hormona del apego) y la serotonina (El neurotransmisor de la felicidad) como compuestos químicos liberados por aquello que decimos que es amor, y una vez que estos neurotransmisores y hormonas son liberadas, cambia toda nuestra percepción de la vida, nos sentimos alegres, sentimos que las penas son menos, puede orinarnos un perro y hasta gracias le decimos, si el jefe o tu mamá te grita no hay problema… Hasta lo entiendes y no te enojas.

Es en este proceso, donde tenemos toda esta descarga química llamada enamoramiento, donde no importa que aquel o aquella este más feo que Sherk, tú lo vas a ver como el mismísimo Brad Pitt o Angelina Jolie, pero cuando este remolino químico que nos hizo una broma muy pesada se aquieta, puedes sentir que el amor se acabo, y sin embargo continuamos con esa persona a pesar de que no es el ser que pensábamos que era.

Una vez pasando el enamoramiento entramos a una nueva forma de amar, es decir, formamos un nuevo vinculo con la persona con la que decidimos estar, y es justo en este momento donde comenzamos a vivir nuevas experiencias, donde se van formando nuevos recuerdos que la persona va dejando en nuestra memoria.

Esa persona entonces se vuelve parte de tu vida, es por la que a veces ríes, la que te ilusiona ese diario vivir y viene a tu mente el momento en que se conocieron, como salían a bailar, como vivían esa relación sexual, como solucionaron tantos problemas juntos, recuerdos que fueron afianzando ese amor y esa relación por la que tanto lucharon.

Pero ¿Qué pasaría si todos esos recuerdos se fueran de su mente? Sería una verdadera lastima que nuestra memoria retrospectiva, que es la memoria que nos hace recordar eventos pasados, nos comenzara a fallar; imagínate que seria de nuestros recuerdos de amor si fallara nuestra memoria episódica, que es nuestro diario personal porque evoca por ejemplo, recuerdos cuando esa canción en particular es tocada, imaginémonos que la persona que amas por alguna razón ya sea por la edad, por un accidente o por alguna enfermedad comenzara a sufrir demencia que es un síndrome de deterioro de las funciones cognitivas donde la perdida de memoria es el problema principal, o Alzheimer  que es el tipo de demencia más común, imagínate entonces que esa persona que amas tanto comienza a perder poco a poco, día tras día todos esos maravillosos recuerdos, todo eso bonito que vivieron, imagínate que olvida el motivo por el cual se enamoro de ti, hasta el momento en que ya no te pueda recordar, no sepa ni tu nombre y no sepa ni porque estas en su casa, en ese preciso momento quizá ya no te diga “te amo” “te quiero mi vida” “gracias por estar conmigo”; quizá será demasiado tarde para llenar a esa persona de bonitos recuerdos, quizá ya no haya otro día para vivir hoy, quizá la conquista ya no este porque quizá esa persona involuntariamente te olvido. Por eso creo firmemente que el amor es un compuesto de la parte romántica, la parte social, cultural, aspectos individuales, creo que son las hormonas y los neurotransmisores, pero estoy mucho más seguro que amamos porque tenemos capacidad de recordar, recordar todos esos eventos hermosos que vivieron a lado de esa persona, por todos esos eventos que podemos evocar y aunque a veces queremos mandarla o mandarlo a la fregada recordamos cuando nos dieron esa rosa, cuando con una carita linda nos hizo reír, cuando recordamos su sonrisa o simplemente recordamos porque nos enamoramos de esa persona, y no de otra, y decidimos seguir adelante apostándole siempre a ese cómplice desconocido llamado amor.

Por eso hoy te invito a que llenes de recuerdos hermosos a la persona que amas, te invito a que no la dañes, la vida no la tenemos comprada, por lo tanto asegúrate de dejar siempre un bonito recuerdo porque quizá mañana sea tarde.

Vive, besa, abraza, has valer cada recuerdo, pero sobre todo no se te olvide decirle ¡TE AMO!